viernes, 6 de junio de 2014

Un Bar













Estaba cansado y decidí parar, a un costado del camino, donde había un bar
Donde todos bebían, para algo curar
Entre cervezas, bourbons y tequilas, ya empezaba a divagar.
Para ver si esa mirada lograría de mi sien borrar
En ese estado del mundo, ¡otro trago!, empecé a gritar.
Fue entonces cuando el barman, mientras se reía y me servía
Decía las palabras que hoy vengo a enseñar:

“Como caminar antes de correr
O ensillar antes de cabalgar
El mismo principio debes aplicar
Antes de amar imperativo es aprender a olvidar”