miércoles, 27 de abril de 2011

y si nos inventamos los detalles?


Para entender esta segunda entrega deben usar su imaginación: no deben encerrarse en el hecho de que sólo por ser la segunda parte significa que ocurrió después, aquí dejamos libertad de que cada quién elija cómo entender lo que ocurrió con Martínez...

-Martínez: Epa chamo, como hago para cambiar una vaina q compre?
-Vendedor: Bueno... tienes que escoger algo que cueste igual o mas y pagar la diferencia, no podemos devolver plata en efectivo
-Martínez: Dale... quiero esos lentes que tienes allá!! Son mas caros, pero qué coño? Nada voy a hacer con este vestido: el purpura no es mi color jeje!!
-Vendedor: Si va pana.... ya te los saco, los grades o los medianos? Porque estos bichos si quedan muy grandes se ven medio mal... Jajaja...
-Martínez (Qué ricura pues!! Me levante al maricon este) Mientras el vendedor le coqueteaba, entra en la tienda una mujer medio angustiada y Martínez la ve de reojo sin prestarle demasiada atención, pero percatándose de que tiene unas piernas bellísimas, le tira una ultima mirada...
Ella, dirigiéndose al vendedor: epa chamo ando buscando un vestido que estaba aquí la semana pasada pero no lo veo, es como morado...

-Martínez: será este que esta aquí? - Se lo enseña, pero aún manteniéndolo en vilo como si fuese de el -
-Ella: Sii, ese es!! Pero esta como chiquito, tendría que rebajar un pelo pa ponérmelo, tu crees que me sirva?... yo soy S pero estoy tan vaca que ya debo estar en XL…
-Ella: pero tu no lo vas a comprar pues?

-Martínez: no vale, llévatelo, al fin y al cabo después de 3 años ya no tengo a quien regalárselo!!
-Ella: epa, nunca me respondiste si me servía o no: inteligente el hombre... jajaja
-Martínez: sabes como es… uno a veces debe callar cosas que tal vez los demás no quieren escuchar… Entonces? Te vas a llevar el vestidito?
-Ella: si vale!! Ese mismo fue…

Inmediatamente el vendedor comienza a facturarle la prenda (como no hacerlo si cobra por comisión)... pasan un par de minutos en los cuales Martínez se queda sin palabras pensando en qué carajos decir porque la chama no esta mal y quiere ver adonde lo lleva todo…

-Epa, mi nombre es Diego Martínez... si te interesa… aunque sea para que me des las gracias (Dice el de manera despreocupada)
-Yo me llamo Mariana, mucho gusto!! –Le dice ella sonriéndole y extendiéndole la mano-

En ese instante nuestro amanerado vendedor le extiende la factura de compra a Mariana, sin embargo Martínez con un rápido movimiento la toma, agarra un bolígrafo de la caja y escribe algo en el pedazo de papel, le dice al vendedor que ya regresa… se da media vuelta y sale de la tienda y justamente antes de cruzar la puerta le grita a Mariana “te vas a ver hermosa con ese vestido… parecerás una princesa en la playa”… no importa qué ocurra ahora y mucho menos cuando, ya Martínez puso la semilla y sabe que dará frutos.

Despreocupada y a la vez asombrada, Mariana sale de la tienda con una sonrisa en la cara pero sin revisar el papel... Se monta en el taxi hacia su casa y al llegar deja la bolsa del vestido purpura en la mesa, sube, se da un baño y siquiera recuerda la factura.

Por su parte, Martínez regresó a la tienda, con una sonrisa en la cara, pidió al andrógino amigo que le pasara los lentes, pagó lo que tenía que pagar de más y se largó de la tienda!

Unas 3 horas después de que ella llegó a su casa es que decide revisar su compra: al sacar el vestido de la bolsa, su hermana le pregunta cuanto pago por el vestidito, en ese momento busca la factura dentro de la bolsa.. Inmediatamente recuerda el encuentro con Martínez –cómo olvidar a Martínez-, y le comenta el extraño suceso con el desconocido en la tienda…le da vuelta al papel y cual es su sorpresa que ve escrito con letra no muy bonita, pero tampoco ilegible: “Martínez 0414342595X”… Más nada que eso, ni un ¨llámame¨ ni nada de nada, el al perecer estaba muy confiado de que eso iba a ocurrir por si solo!! Y eso aparentemente causa una extraña impresión en ella… se mete el papel en el bolsillo y sigue en lo suyo.

Tres días más tarde a eso de las 7 y algo de la noche, Martínez recibe un mensaje, ciertamente inesperado pero bastante alentador…

“el vestido me quedo muy bien razón tenias no estoy tan vaca…”

Martínez no respondió esa anoche… es de los q piensa q la incertidumbre en la justa medida suele traer éxitos, pero al día siguiente, muy temprano en la mañana justo antes de salir a correr le escribió

“soy un tipo muy acertado… y te aseguro que de verdad pareceras una princesa… se que no te voy a ver pero igual no lo dudo…”

“Tranquilo que si me vas a ver yo te paso una fotico por pin”

Y así conversaron cambiaron mensajes pines y fotos hasta que Martínez suelta la certera invitación a burguer King… la cual ella acepta

Se vieron y luego de una tertulia política, y un par de Wooper dobles, la suspicacia de Martínez se vio en aprietos en algunos momentos ante la elocuencia de Mariana pero esto no impidió el compromiso de ir al día siguiente al cine…

24 horas más tarde la sala 4 del sambil veía como Martínez se estiraba y tomaba tímidamente las manos de Mariana, así también jugaron con las cotufas cambiaron sus refrescos y en algún momento ya estaban abrazados con la propiedad de quien va al cine con su hermana…

Después de eso y sin complicaciones salieron del cine tomados de la mano compartiendo besos de pescado y un helado de pie de limón que Martínez compro para su nueva enamorada… que acertado Martínez… era su favorito…

Los días fueron pasando se convirtieron en semanas de un extraño romance en las cuales Martínez exploto al máximo su repertorio de detalles, pero el mas definitivo, infalible y eficaz de todos fue esperarla afuera de su trabajo con una margarita morada y un par de entradas para el concierto de Estopa que seria dos horas mas tarde… Que detallazo…

La noche estuvo llena de gritos, de saliva, de miradas esquivas, de coros muy desafinados y de besos muy muy bonitos… por suerte esa noche por ir al concierto la mama de Mariana le presto el carro, al salir del concierto el destino era solo uno… poco hubo que decir que no estuviera sobre entendido, la noche debía terminar con el mas dorado de los broches… SEXO

No haremos mención a los detalles de la apasionada noche, solo comentaremos que seis horas mas tarde ello lo dejaba en la planta baja de su edificio, con un beso esta vez muy romántico y un temblor en la voz al decirle: eres un hombre maravilloso espero que tu noche haya sido tan hermosa como la mía… nos vemos mañana...