jueves, 17 de marzo de 2011

Mientras llueve

Tenía bastante tiempo sin escribir algo, pero el día esta tan cargado de una melancolía “Heavyweight”, que tenía que hacerlo y ya que no tengo blog, pues “qué carajo?” -pensé-  por lo menos puedo contar algo………..
Sentado, con un vaso de té frio, frente a mi ventana, pasan tantas cosas por mi cabeza, sin embargo todas ellas pertenecientes a una sola… la melancolía rayando en el despecho y la música soul colándose en mis oídos no se prestan pa la joda.

Entre las tantas cosas que cavilan en mi mente, siempre tan divagante y taciturna al mismo tiempo, se cuela la historia de las “manzanas y las peras” (si les parece familiar entonces quizás  ya sepan de qué va, de lo contrario léanla en más atrás en este blog); lo cierto es que, partiendo de que TODO es una simple metáfora, en mi caso, viene como anillo al dedo. La manzana, no puede ser más manzana: roja, grande………Como sea se ve bastante bien. Y yo………… bueno YO: hambriento, solitario y con la esa fruta fija en mi consiente y subconsciente. Con los pequeños problemas de que
1) La frutería queda bastante lejos
2) Hay un buen número de imbéciles que también están tras de la manzana
3) Y… volviendo a la frutería, ella abre cada vez que le da la real gana.
Lo cual me deja en un limbo sentimental, con la mirada fija en mi ventana……………….. Y con más hambre que nunca.

Entonces, aquellas personas que conocen la historia de la frutería, quizás se pregunten: “hey, y la pera?”. Bueno voy a contestar su pregunta con otra metáfora: para mí, comerse la pera……. Es como comer chucherías cuando tienes hambre: te calmas un rato, pero luego tienes más hambre, y como sucede en mi caso, quiero tanto a la manzana que la(s) pera(s) no me producirían los mismos sentimientos que la manzana… es más ya no me producen nada, por el simple y mero hecho de que no puedo dejar de pensar en la manzana.

Es así mis queridos amigos, panas y curiosos(as) cómo paso esta tarde con un sentimiento bastante parecido al “te echo de menos”............. todo esto Mientras llueve…

Cortesía de @jmontenegrop --> Síganlo, tiene buenas cosas para decir pero tampoco se enamoran (no es tan divertido como nosotros)