martes, 8 de febrero de 2011

Idea bipolar


Wikipedia lo define antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios concomitantes o alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología.

La bipolaridad: según mi burda definición es un trastorno, o condición mental como la llaman ahora los psicólogos, en el que tu estado de ánimo varía de un momento a otro, con plena y absoluta independencia, como si es que el “MIMISMO” se manda solo.

Para alguien como yo, esta bipolaridad no es algo que pueda considerarse peligroso, aun en su condición de incontrolable, es más una condición innata por lo variable de la vida, de las circunstancias, de las experiencias, de las relaciones interpersonales; es por esto que escribo: para compartir mi locura, así sea con el antes mencionado “MIMISMO”, para desahogar un poquito este sistema socio-inmunológico bastante vulnerable y contaminado, para inventarme e inventarle a ustedes placebos emocionales, cuando realmente nuestros padecimientos emotivos no tienen una cura distinta a nuestro propio enfrentamiento… al fin y al cabo fue esto por lo que nació GuiskyLeaks.

En un momento eres el tipazo pues!! una persona que demuestra un carácter ameno, alegre, sociable, súper buena vaina pues, tan chévere que tus amiguitas quedan encantadísimas contigo, (claro esta, que de cualquier manera el encanto no es tanto como para regalarte un relevé de ballet sobre tu cintura), hasta te consideran tremendo político, y admiran ese talento tuyo de manejarte tan bien entre la pluralidad que te rodea… pero justo allí, al instante siguiente te conviertes en el ser más taciturno y seco que puedas concebir, eres un GRINCH de la interacción al cual la navidad le dura 12 meses, te imaginas y piensas en todo lo impensable, reprochas lo injustificable, y te anclas precisamente en aquellas cosas las cuales sabes que no tienen relación con lo que inicialmente prendió la mecha, pero que a fin de cuentas también contribuyen a que tu bipolaridad sea peor; justamente es eso lo que ocurre cuando te encuentras en una situación tensa, o, mejor dicho, cuando me encuentro en una situación tensa, porque de verdad pienso que es políticamente correcto considerar que este tipo de locuras solo las vivimos estos servidores, (aun y cuando haya escuchado realidades aun peor por parte de algunos de ustedes que silenciosamente nos leen y se siente tan nosotros como nosotros tan ustedes… el fin, el punto cierto, es que esto no debería ocurrirme, al menos no a mi, al menos no con tanta frecuencia, al menos no estando con ustedes, y mucho menos cuando solo estoy con el malvado “MIMISMO”... pero sencillamente es así…

Escribo estas palabras sin pensar en si les gustaran o no, estoy tratando de ser plenamente honesto, al menos con mi bipolaridad encima, puesto que a fin de cuentas soy un bastardo ególatra sin nada más que pensar que en la política y en mí mismo (falso… y lo saben).

Vendemos nuestra imagen como algo de lo cual sentirnos orgullosos (porque somos admirados), nos vendemos como únicos… cuando la verdad es que muchos de nosotros corremos desesperadamente detrás de los estereotipos sociales solo para ser Cheveres, y después decir que es bien chimbo ser un producto de la sociedad, porque es una frase que gusta, como si es que nosotros fuésemos la verga e’ Triana: INTOCABLES… craso error queridos amigos, nada más alejado de la realidad; no falta más que un detonante para que todo cambie, para que nuestras emociones pasen de un estado a otro – no se confundan, no soy Emo ni mucho menos, en realidad ninguno de nosotros lo es, Alexander porque es muy gordo, Bahiano porque es muy negro y Morín tiene muy poca pollina…es tan solo que hay vergas de vergas-.

Y lo más arrecho es que esto no solo ocurre en nuestros “MIMISMOS”… también pasa entre otras personas y tu… no les ha pasado que si termina mal una relación que pintaba para memorable, con aquella mujer (o aquel tipejo) que también pintaba para leyenda, con la o el cual estaban saliendo, y así de la nada, de pronto, de golpe y carajazo se convierte en la basura más grande que ha escupido el Altísimo, aún cuando durante su bella, duradera y fructífera relación fueron “el regalo más grande, una verdadera bendición pues, (y ni hablar del titulo heroico que te habían dado sus amigas, sus amigos y su familia)”. Mayor mierda pues…

Ven? Es todo cuestión de momentos, de palabras que se dijeron, de miradas, de emociones, de complicidades que se tuvieron o dejaron de tener…
Sé que me salí un poco del tema, pero quiero explicarles que el mundo es cambiante, que nuestras emociones, nuestras relaciones y sobretodo nuestro carácter no es estático y olvídense que lo será… Al menos no para los mortales!